Avanzando en el proyecto de orden de barriadas vulnerables de la ITI de Cádiz

Oficina de Información ITI Cádiz Noticias

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía avanzar en la tramitación del proyecto de orden que regulará las Áreas de Rehabilitación Integral (ARIs) en la provincia gaditana y bases reguladoras para la concesión de subvenciones para la rehabilitación residencial y la regeneración urbana en las mismas, financiada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, en el marco de la Inversión Territorial Integrada (ITI) de Cádiz.

Los ocho municipios con más de 50.000 habitantes de la provincia objeto de dichas ayudas han participado en una sesión informativa para conocer los pormenores de la tramitación del proyecto de orden que regula dichas ayudas y que, con una cuantía global de casi 32 millones de euros, pretende abordar proyectos de intervención integral en las barriadas más desfavorecidas de Cádiz, Jerez, San Fernando, El Puerto y Chiclana, dentro de la Bahía, y más allá, de Algeciras, Sanlúcar y La Línea; municipios que concentran el 72% de la población gaditana.

Dicho encuentro, al que asistieron alcaldes y técnicos de los distintos municipios que podrían tener delimitada un ARI y beneficiarse de las líneas de ayudas a la rehabilitación residencial y mejora del medio urbano, estuvo presidido por el viceconsejero de Presidencia, Fernando López Gil, a quien acompañó la secretaria general de Vivienda, María José Bejarano, y el delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, Juan Luis Belizón.

La iniciativa contempla actuaciones en una zona desfavorecida de cada municipio, de uso predominante residencial, con edificios plurifamiliares en suelo urbano con graves deficiencias en sus condiciones de conservación y accesibilidad y en cuyas viviendas, de titularidad privada, residan familias con escasos recursos económicos. Los ámbitos objeto de actuación también afectarán a entornos urbanos que presenten un deterioro avanzado, especialmente en las condiciones de sostenibilidad y accesibilidad del espacio público.

Las actuaciones propuestas deberán ir acompañadas de un plan integrado de acción local que contemple el desarrollo de actuaciones en materia de empleo, educación y salud. Se trata de “una oportunidad única que todos debemos aprovechar, trabajando conjuntamente y contando con la participación y el consenso de los agentes económicos y sociales”, se subraya desde el Gobierno regional.

Una vez culminada toda la tramitación, el primer paso a seguir será la delimitación de las Áreas de Rehabilitación Integral, para lo que se realizará una convocatoria pública dirigida a los ayuntamientos para que presenten sus solicitudes, debiéndose suscribir a continuación un convenio de colaboración entre cada uno de ellos y la consejería de Fomento y Vivienda.

Ya delimitada la referida ARI, que sólo podrá ser una por cada municipio, serán las comunidades de propietarios las que opten a la convocatoria específica que se realice de la línea de subvenciones para la rehabilitación residencial, siendo el coste total de las actuaciones en cada edificio hasta un máximo de 15.000 euros por vivienda, pudiendo llegar esta cuantía a los 20.000, cuando al menos el 25% del importe total de la actuación vaya destinado a la mejora de la eficiencia energética.

Para que las comunidades de propietarios puedan beneficiarse de esta línea de subvenciones, al menos el 70% de las viviendas del edificio deberán ser domicilio habitual y permanente de los propietarios o arrendatarios que residan en él y los ingresos ponderados del 50% de los titulares de los inmuebles tendrán que ser inferiores a 3,5 veces el IPREM. La comunidad tampoco deberá haberse beneficiado de otra ayuda para rehabilitación de mismo edificio en los 3 años anteriores, a excepción de que la nueva solicitud contemple mejoras a la accesibilidad cuando residan personas con discapacidad por causa sobrevenida.

Por su parte, en los ámbitos de dichas ARIs, los consistorios beneficiarios podrán destinar hasta el 25% del importe total asignado ó 4.000 euros por vivienda objeto de rehabilitación a actuaciones de regeneración urbana destinadas a la mejora de la calidad y sostenibilidad del espacio público, bien sea reurbanización de espacios, mejoras de la accesibilidad o y de la eficiencia ambiental.

Según las previsiones iniciales, se espera que la redacción, tramitación y publicación de la orden reguladora esté para finales de año y que a lo largo de 2019 se pueda concluir el proceso de delimitación de ARIs y la tramitación de las ayudas a la rehabilitación residencial y mejora del medio urbano.

El reparto de las ayudas por municipios, estimadas según criterios basados en un mínimo establecido, la población y el parque residencial, es el siguiente, de mayor a menor: Jerez se podría llevar hasta 5,9 millones; Algeciras, 4,1 millones; la capital, cerca de 4,9 millones; San Fernando, 3,7 millones; El Puerto, 3,6 millones; Chiclana, 3,2 millones; La Línea, otros 3,2 millones; y Sanlúcar de Barrameda, unos 3 millones.

print

Comparte este artículo