El Teatro Romano de Cádiz recuperará su espacio escénico a través de la ITI

El Teatro Romano de Cádiz recuperará su espacio escénico a través de la ITI

Carlos M. Facio - Administración Oficina de Información ITI Cádiz Prensa

Diseñado y construido en el siglo I a.c., el antiguo Theatrum Balbi fue el segundo escenario más grande de la Hispania romana con casi 10.000 localidades disponibles. Tras la caída del Imperio Romano, el enclave fue sepultado por otras edificaciones que configuran lo que hoy se conoce como el barrio de El Pópulo. Olvidado durante siglos, en 1980 se descubren algunas de sus primitivas cáveas y se plantean varios proyectos para instalar allí un centro de recepción abierto al público.

Abierto desde 2016, este espacio museístico presenta la historia del enclave a través de varios instrumentos de simulación 3D que acercan la realidad de la antigua Gades al visitante. Actualmente, se ha aprobado la ampliación de este espacio museístico -ocupando parte de la antigua Posada del Mesón- y la restauración integral tanto del graderío central como de los pasillos y vomitorios de acceso, que se encuentran entre los mejor conservados de España.

Estas dos actuaciones cuentan con un presupuesto de más de cinco millones de euros, y están impulsados por la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) de Cádiz que recibe a su vez la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Las obras, que comenzarán en breve, terminarán antes de 2020 y supondrán la recuperación de este espacio escénico para beneficio del sector turístico de la ciudad y la provincia.

Hoy día conocemos una parte importante de su graderío, con un diámetro máximo de 120 metros. El edificio se dispone sobre un acantilado natural recortado y acondicionado para su construcción. Una galería anular discurre bajo la grada; tiene una anchura de 3 metros y una altura de 4,7 metros. Su construcción está realizada en hormigón.

En la cara interna de la galería se han localizado cuatro pasillos situados a 20 metros de distancia, que permiten el acceso entre la galería y el graderío. Mediante sondeos practicados en el interior del centro de recepción se ha podido localizar y conocer parte de la orchestra del edificio escénico.

(Fuente: Revista Huella Digital)

print

Comparte este artículo